“Pasarán unos años y olvidaremos todo; se borrarán los embudos de las explosiones, se pavimentarán las calles levantadas, se alzarán casas que fueron destruidas. Cuanto vivimos parecerá un sueño...”

(Juan Eduardo Zúñiga, Noviembre, la madre, 1936).

“Recuérdalo tú y recuérdalo a otros”

(Luis Cernuda, 1936)

80 Años después del final del horror de la guerra, este plano propone una visualización del urbicidio de Madrid, consecuencia de los bombardeos masivos, aéreos y artilleros, sufridos por la ciudad durante la Guerra Civil de 1936-1939. La Villa, junto con otras muchas ciudades españolas, fue el escenario en el que la Legión Cóndor de Hitler y la Aviazione Legionaria de Mussolini ensayaron el armamento y las tácticas que, apenas unos meses después, acabada la contienda en nuestro país, emplearían a una escala aún mayor en otras poblaciones de Europa. Tácticas que también sufrirían las ciudades alemanas en sus propias carnes, cuando las potencias aliadas occidentales conquistaron el dominio del aire.

En Madrid se bombardea una gran población de forma sistemática y moderna por primera vez en la historia. En otras ciudades masacradas por las bombas como Londres, Coventry o Dresde, existe una conciencia colectiva e institucional de este pasado. Sin embargo, tan dudoso privilegio ostentado por Madrid ha sido silenciado durante décadas, “causa y efecto último de la necesidad que tuvo el franquismo no sólo de vencer la defensa de Madrid, sino de borrar la memoria de la ciudad resistente y de ocultar los pasos que dirigieron su rendición” (Gutmaro Gómez Bravo, Asedio. Historia de Madrid en la guerra civil (1936-1939)).

Es preciso destacar el inestimable papel del Archivo Histórico del Cuerpo de Bomberos de Madrid en las labores de documentación. La ejemplar presencia de los bomberos, delatada en los registros de los Libros de Intervenciones, señala sobre la ciudad una radiografía secuenciada de la magnitud y extensión del urbicidio.

Sirva también este trabajo de homenaje a todos los habitantes de Madrid que vivieron y sufrieron la destrucción de su ciudad.

En este plano del Madrid bombardeado se han localizado los edificios afectados de los que se ha podido encontrar constancia documental de algún tipo: fotografías, registros de intervención del cuerpo de bomberos u otro tipo de documentos, como listas y planos publicados de edificios afectados, partes de guerra, etc.

Más de 1600 registros de edificios y espacios públicos componen este macabro inventario. Hay que señalar que según el Comité de Reforma, Reconstrucción y Saneamiento de Madrid, fueron 6.036 el número de siniestros atendidos por los Servicios de Socorro de Bombardeos, tan solo durante el año 1937.

Al sur del río Manzanares se han documentado muy pocos edificios a pesar de que la devastación fue casi total. No obstante, la destrucción de esta zona, que podemos considerar escenario de guerra, cabe atribuirse más al encarnizamiento de los combates que al bombardeo indiscriminado sobre la población. Se ha limitado el ámbito de estudio al término municipal de la capital en 1936, por lo que no se aporta información sobre algunos de sus núcleos periféricos, muy castigados también por las bombas, que hoy forman parte de la ciudad, como Tetuán de las Victorias, Puente de Vallecas y Entrevías.

Estamos trabajando en una versión web interactiva para esta página.

Tras una larga investigación hemos conseguido construir una importante base de datos y nos encantará compartirla cuando tenga su forma definitiva.

Gracias al Ayuntamiento de Madrid y su Oficina de Derechos Humanos y Memoria, existe una edición en papel, que incluye en el reverso el listado de los edificios afectados documentados, y que se distribuye gratuitamente en sus 21 Juntas de Distrito y Centros Culturales.

Disponible para consulta en bibliotecas municipales.

LA EDICIÓN NO ESTÁ A LA VENTA

NO SE REALIZAN ENVÍOS

CONTACTO madridbombardeado@gmail.com

@madrid1936_1939

MADRID BOMBARDEADA 1936-1939 es un proyecto de Enrique Bordes y Luis de Sobrón, profesores asociados de la ETS de Arquitectura de Madrid, en la UPM.

La investigación no ha contado con ningún tipo de apoyo económico, ni dentro ni fuera de la Universidad. Se ha realizado 100% con dedicación personal. Estamos trabajando para ampliar el proyecto, con apoyos como el del Ayuntamiento de Madrid, que ya ha podido sumarse a la publicación en papel de la primera versión del plano.

Infinito agradecimiento a Juan Redondo (oficial del cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid), a la ayuda de José Pablo López de Sobrón (Licenciado de Historia Moderna y Contemporánea), y la generosa guía de Gutmaro Gómez Bravo.